Tiempo para lo trascendente.

Hace unos meses aprendí a hacer ‘Jalá’. El pan es un básico del Shabbat. En la historia judía, el pan jalá simboliza el maná, la comida especial que Dios proveyó para los israelitas durante sus años de vagar por el desierto.

Vivimos en una generación donde lo urgente desplaza a lo importante. Arrastrados por la marea de un mundo globalizado, nunca encontramos tiempo para lo trascendente. Necesitamos hoy mas que nunca, un oasis donde saciar nuestra sed, no una sed fisiológica, sino una sed de contenido.

Este oasis es Shabbat.

Es desconectarse para conectarse con Dios y la familia.

Me esta encantando esta nueva “tradición” por así decirlo, que estamos empezando en nuestra familia. Siempre me ha encantado decorar la mesa de mi casa, siento que muchas de las vivencias y aprendizajes mas importantes que tenemos, se viven cuando estamos todos juntos sentados en la mesa. Para los que me conocen, y me sigan en Instagram, saben que es algo constante en nuestra familia. Así que, que mejor que agregar esta hermosa celebración-tradición en nuestra semana. No, no nos estamos judaizando, simplemente queremos estar mas apegados a lo que dice Dios en su palabra, a sus raíces, y hay muchas cosas que creíamos que no eran para nosotros, pero sí son, y son para nuestro bien, y producen algo inexplicable en el corazón. Una sensación de paz y de gozo que no se compara con nada.

En Mayo pasado tuvimos la oportunidad de hacer un viaje a Israel, y entre muchas cosas quedamos admirados y enamorados de la manera en que celebran el día de reposo, de como honran a Dios en ese día. Y no tenemos que irnos a la religiosidad, es algo tan sencillo y tan bonito, como dedicar ese día no solamente para desconectarse de lo cotidiano de los días comunes, si no para conectarse con Dios, con la familia, para DESCANSAR, algo que se lee y se escucha tan fácil, pero que difícil es realmente despejarnos en mente y cuerpo para no hacer nada, y simplemente disfrutar las maravillas de Dios. Lo sencillo que a veces pasamos por alto.

Les soy sincera, es algo que me ha costado mucho trabajo, soy muy inquieta, y a veces poder desconectarse no es tan fácil, porque siempre estoy pensando en algo mas, en lo próximo que voy a hacer, en algo que tengo terminar, etc. Pero es algo que poco a poco he tratado de ir dejando, soltando, y de verdad poder conectarme con Dios.

Se me viene a la mente la historia de la Biblia de María y Martha (Lucas 10:38:42) Martha estaba afanada queriendo dejar todo listo, queriendo limpiar, con su mente en otras cosas, pero María había escogido la mejor parte, estaba a los pies de Jesús, disfrutando su presencia, escuchando su voz. Que difícil es dejar de ser Martha en este mundo que constantemente te esta bombardeando con todo lo que tienes que hacer, lograr, alcanzar.. Cuando Dios solo quiere que aprendamos a descansar en El, a disfrutar su presencia. Y esto es algo que he estado aprendiendo en los Shabbats.

La verdad es que todo esto es algo nuevo para mi, para mi familia.

Pero a tomado un significado tan hermoso, que todos estamos anhelando a que llegue el Viernes en la tarde para poder despojarnos de todo, disfrutar en familia, y descansar en nuestro Padre.

No es la cena, la comida, no es la mesa bonita, es el poder estar juntos, y dedicar ese día a quien se encarga y sostiene nuestra vida.

Hay mucha información que les voy a estar compartiendo, conforme voy aprendiendo.

Gracias por leerme.

Vivian Zavala 🙂

Advertisements

2 thoughts on “Tiempo para lo trascendente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s